Layk Team

Layk Team

EL QUE MUCHO SE DESPIDE…

Dice el dicho que el que mucho se despide, pocas ganas tiene de irse. Y es que los colombianos, en particular, somos expertos en despedirnos al menos tres o cuatro veces antes de irnos de una fiesta o una reunión familiar.
Facebook
Twitter
LinkedIn

DEJAR IR LO QUE NO ES PARA NOSOTROS, ES TAMBIEN UN ACTO DE AMOR. SIEMPRE HABRÁ MÁS FIESTAS A LO LARGO DEL CAMINO

Dice el dicho que el que mucho se despide, pocas ganas tiene de irse. Y es que los colombianos, en particular, somos expertos en despedirnos al menos tres o cuatro veces antes de irnos de una fiesta o una reunión familiar. Bueno, eso si la estamos pasando bien y nos gusta la compañía, porque si no, despedirse resulta más un acto de supervivencia, bien sea para el invitado o para el anfitrión.

Lo mismo ocurre en las relaciones amorosas. Siempre hay uno que la está pasando bien y no tiene ganas de irse, mientras que el otro no sabe cómo planear su salida de la manera más diplomática posible. Siempre habrá quien aun sabiendo que es tiempo de dejar la “fiesta,” se despedirá una, dos y tres veces antes de darse cuenta que ya es hora de decir adiós de verdad, verdad; que el anfitrión está cansado y no la está pasando tan bien como el invitado, o viceversa.

Porque no hay fecha que no llegue, ni plazo que no se cumpla, y hasta la más animada de las fiestas se tiene que terminar. Aunque duela hacerlo, hay que irse sabiendo que aunque sintamos que esa fiesta fue la mejor de nuestra vida y que jamás olvidaremos qué bien la pasamos, siempre habrá más fiestas a lo largo del camino.

Y sí, es cierto que cuando aún se ama, despedirse es un acto de inmensa valentía y heroísmo. Ese momento en que por fin entendemos que para amar se necesitan dos, y que cuando el amor propio se está viendo comprometido, es tiempo de salir por la puerta con la mucha o poca dignidad que todavía nos quede. Porque dejar ir lo que no es para nosotros, es también un acto de amor.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Otros Artículos interesantes...

Serendipias
admin

Un clavo clava otro clavo

EL DESTINO, DIOS O LA VIDA, ASÍ LO QUISO. HACE ALGÚN TIEMPO ME ENCONTRÉ CON UNO DE LOS SERES HUMANOS MÁS BONITOS QUE CONOZCO. INTELIGENTE, BELLO, PREPARADO, ESTUDIOSO, GENEROSO, CARIÑOSO, DE BUEN HUMOR Y TAL VEZ EL MEJOR POLVO DE MI VIDA.

Leer más »
Serendipias
admin

LA RISA, REMEDIO INFALIBLE

Hoy recordé a mi padre en su viejo sillón, leyendo un arrugado ejemplar de la revista Selecciones. Le encantaba una sección que  se llamaba “ La risa, remedio infalible”. Nada más cierto, o  por lo menos a mí me ha funcionado porque nada me conquista más que un hombre que me haga reír.

Leer más »
Enmodo Mujer
admin

ENTRE LA ESPALDA Y LA PARED

Otro de mis amores no tuvo tanta anticipación como el primero. Ese no fue tan esperado. No tuvo la misma ilusión, pero tampoco tuvo el mismo desenlace. No le siguieron otros besos, ni miradas ni nada.

Leer más »