ian-dooley-k8OCHhEymME-unsplash-2
Layk Team

Layk Team

DE HISTÉRICAS E INTENSAS…

No hay peor enemiga de una mujer, que otra mujer. Nos descalificamos, nos burlamos, nos anulamos, nos desautorizamos y solemos ser más machistas que el peor de los hombres
Facebook
Twitter
LinkedIn

No hay peor enemiga de una mujer, que otra mujer. Nos descalificamos, nos burlamos, nos anulamos, nos desautorizamos y solemos ser más machistas que el peor de los hombres

No me está creciendo el bigote ni se me ve pelo en las axilas. Tampoco es un grito feminista. Sin embargo debo decir una vez más que me molesta el desbalance que existe en Colombia y en el mundo con respecto a las mujeres.

Seguimos ganando menos que los hombres, trabajando por igual. Las posiciones importantes parecen estar reservadas a los tipos y aunque muchas ya son reconocidas líderes y dirigentes importantes, no podemos negar que aún nos falta mucho, porque algo va de la época de nuestras mamás que tenían que soportar todo, incluso el maltrato, porque no había otra opción que quedarse sin remilgos, a la época actual donde hemos tenido la posibilidad de estudiar, de prepararnos, de pensar más allá de los maridos y los hijos.

Nosotras, las mujeres de hoy, solemos estar más preparadas que un yogur. Nadie nos ha regalado nada y mucho menos los hombres, que con su nadadito de perro y su cara de yonofui aceptan nuestro éxito de dientes para fuera, aunque de dientes para adentro se mueran de la piedra. No nos metamos cuentos. Nuestra sociedad sigue siendo sexista y siempre en detrimento de nosotras. Los hombres son persistentes y nosotras intensas, si ellos lloran son sensibles, nosotras unas histéricas, los hombres son líderes y nosotras mandonas, si ellos juegan fútbol son deportistas consumados y si nosotras lo intentamos, somos marimachas, el orden para ellos es un atributo y para nosotras, sinónimo de ser cuadradas.

Sin embargo y como todo hay que decirlo, no hay peor enemiga de una mujer, que otra mujer. Nos descalificamos, nos burlamos, nos anulamos, nos desautorizamos y solemos ser más machistas que el peor de los hombres y además, si nos tratan bien, muchas veces abusamos, mangoneamos, explotamos y atropellamos.

La igualdad entonces no consiste en ponernos al nivel, sino en respetar nuestro lugar. Y el de ellos.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Otros Artículos interesantes...

El Mercado del Usado
admin

7 CONSEJOS DE AMOR QUE NADIE DEBERÍA RECIBIR

Todos creemos ser expertos en dar consejos. Y es que algo hay de cierto en el hecho que siempre será más fácil ser objetivo y acertado cuando las emociones y los sentimientos no son los de uno, sino los de los demás. Pero cuando de consejos de amor se trata, el mejor consejo es seguir el instinto y la razón; incluso cuando estos van en contra de lo que nos dicta el corazón.

Leer más »
Serendipias
admin

COMPLICARSE LA VIDA

Para qué negarlo. Nos gustan las cosas fáciles, la ley del menor esfuerzo es lo nuestro porque nos gana el miedo y la pereza.

Leer más »