18924
Layk Team

Layk Team

SEXO RUDO

Ni las mujeres de ayer ni las mujeres de hoy, han sido débiles. Por el contrario. El hecho que el mundo siga andando se les debe a  las mujeres
Facebook
Twitter
LinkedIn

Por años hemos alimentado la fábula de  la mujer como representante del sexo débil. Nunca supe cómo ni cuando arrancó esa inmensa bola de nieve que llega aún a nuestros días, aunque apenas conozcamos el granizo.

Ni las mujeres de ayer ni las mujeres de hoy, han sido débiles. Por el contrario. El hecho que el mundo siga andando se les debe a  las mujeres. Si el mundo dependiera de los hombres se habría acabado hace mil años porque estos estarían sentados en una esquina, gimoteando por lo que no fue, llorando por lo que no pasó, maldiciendo a los demás, suspirando por lo que no está.

Y esto no se trata de una perorata feminista sino de hechos,  reales. La maternidad, ejercida o no, les da poder, las llena de fuerzas para reponerse ante la adversidad, para autodeterminarse, autodirigirse y algunas veces autoflagelarse . Una mujer que duda  y se deja llevar por lo problemas es un  hombre al que le crecieron las tetas.

En el amor, por ejemplo, cuando una mujer dice que no, es no y por lo general es para siempre, sin importar que sufran y suspiren en silencio, porque las mujeres aparte de decididas son orgullosas. Convencer a una mujer que ha dicho no es una tarea de titanes con mal pronóstico. En el sexo, la mayoría saben lo que quiere y les gusta, así posen de morrongas. Ellas deciden cómo y cuándo, por dónde y con quién. En el trabajo son eficientes, organizadas, serias y competentes Y además tienen tiempo para enamorarse, para querer, para enseñar, para aprender, para crecer y cuando lloran, lloran con ganas

En estos tiempos, el sexo débil tiene bigote y no estoy hablando propiamente de Frida Khalo. La mujer, representa hoy por hoy, lo mejor del sexo rudo. Y duro.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Otros Artículos interesantes...

Serendipias
admin

ODIO Y QUIERO

Odio y quiero mis miedos porque son un monstruo bipolar que a veces me empuja y a veces me detiene.

Leer más »
Enmodo Mujer
admin

LOS 10 KPI´S DE LA TUSA

Volver a comenzar cuesta.  Cuesta esfuerzo, cuesta tragarse el orgullo pero también (en muchos casos) recuperar la dignidad; cuesta aprender de las derrotas y volver a levantarse, cuesta hasta plata muchas veces.  Cuando se trata de volver a comenzar con el corazón roto, el panorama se ve aún más negro, largo y muy doloroso. 

Leer más »
Serendipias
admin

COMPLICARSE LA VIDA

Para qué negarlo. Nos gustan las cosas fáciles, la ley del menor esfuerzo es lo nuestro porque nos gana el miedo y la pereza.

Leer más »